Documento sin título
Cómo trabajo

Las habituales molestias del último mes de embarazo, los preparativos, las expectativas y el esfuerzo del parto, así como el primer encuentro con el bebé, suelen desbordar la capacidad emocional de toda mujer. Cuando a todo esto se le suma la demanda del bebé y la lactancia, se genera en la madre un estado muy particular, sensible y transitorio, que acompañada y contenida se resolverá en pocas semanas.

Si la mamá es primeriza, posiblemente necesite apoyo e información hasta que se sienta cómoda, segura y el bebé haya adquirido una buena rutina. Si la madre ha tenido un bebé prematuro o mellizos, puede que se sienta más segura, si recibe durante los primeros días que está en casa, la asistencia de una experta en recién nacidos.
Mi rol como Puericultora es el de acompañar, escuchar, observar, contener y asesorar en los temas de lactancia materna y los cuidados del bebé; intentando ante todo lograr empatía con la mamá y a partir de ahí iniciar una comunicación que me permita ofrecerle ayuda externa sin interferir en el vínculo, e involucrando al papá desde el principio de la relación, siendo el principal sostén de la díada mamá-bebé.
La lactancia, además de ser un método de alimentación, es una comunicación afectiva, es una manera, que la mamá tiene de darle amor y cuidados a su bebé.
Te ayudamos en temas de lactancia y crianza...

Cuando una mamá consulta, no solo va a necesitar una respuesta técnica sobre lactancia y crianza, también necesitará herramientas para tener seguridad y confianza en sí misma, para poder resolver sola sus problemas.
Como Puericultora debo darle la información necesaria, pero también escucharla atentamente y mostrarle mi capacidad en poder ayudarla a que pueda aclarar y distinguir entre: sus propios sentimientos, y las actitudes y opiniones de las personas que la rodean; hacerle sugerencias y darle opciones para que ella pueda evaluar ventajas y desventajas de cada decisión que va a tomar.
Toda mamá, aunque sea una gran experta siempre tiene alguna duda. Saber evacuarlas es mi compromiso como Puericultora.

“Cuando una mamá pide ayuda están expuestos sus sentimientos, saber escucharla me dará las herramientas para poder ayudarla.”

Untitled Document
   
 
   
Diseño web Argentina